La pesca recreativa del cangrejo azul se autoriza en Mallorca para frenar su aumento poblacional

La pesca recreativa del cangrejo azul se autoriza en Mallorca para frenar su aumento poblacional
Medi Ambient y el Consell insular han establecido las condiciones y zonas para conseguir la autorización pertinente

El director general de Espais Naturals i Biodiversitat, Llorenç Mas, y el director insular de Cooperació i Caça del Consell de Mallorca, Jaume Tomàs, han anunciado, este martes, el acuerdo y las condiciones para poder pescar cangrejo azul (Callinectes sapidus) en la isla.

Esta medida se ha consensuado después de varias reuniones entre las instituciones para establecer los criterios concretos y las zonas de pesca. Así, desde la conselleria de Medi Ambient i Territori, se han establecido las condiciones para poder acceder a la autorización de captura, además de cartografiar los lugares en los que estará permitido. Esta cartografía se adjuntará con la autorización y también se podrá consultar a través del visor del IDEIB.

Mas ha destacado la importancia de la «coordinación y colaboración institucional» para poder ejercer un control sobre la incidencia elevada de esta especie y sus posibles efectos en la biodiversidad del archipiélago. Por eso, ha considerado esta actuación conjunta como un «hito importante» para dar continuidad a este tipo de acciones en el resto de islas.

Por su parte, Tomàs ha valorado muy positivamente la colaboración con el Gobierno para minimizar los efectos de esta especie en las aguas de Mallorca. Así mismo, ha señalado que «va en línea con la gestión sostenible de los recursos y de las especies que impulsamos desde el Servicio de Caza y Pesca Fluvial».

El Consell de Mallorca, como autoridad competente, será la institución que autorice o no la pesca recreativa del cangrejo azul, una vez que se publique, en el Butlletí Oficial de les Illes Balears (BOIB) la resolución que recoja las condiciones y zonas para hacerlo. Se prevé que las autorizaciones se puedan empezar a pedir el 1 de diciembre.

Entre los requisitos que se exigirán para poder pescar cangrejo azul se encuentran, por ejemplo, el de pescarlo únicamente con caña e hilo, con el salabret y pinzas como elementos auxiliares para su extracción del agua. También habrá que quitar un quelícero al cangrejo en el momento de la captura y después de volver a calar.

Así mismo, no se podrán alterar las condiciones de la ribera de la zona húmeda abriendo viales o marcando la zona de pesca. Tampoco se podrá pescar en zonas donde haya residuos de ningún tipo en un radio de menos de 10 metros del pescador.

Una vez se hayan capturado los ejemplares, se tendrá que presentar debidamente al Servicio de caza el resumen de capturas incluido en la autorización en un plazo máximo de 30 días naturales después de que finalice la vigencia de la autorización. Los ejemplares extraídos serán para consumo propio, en ningún caso para comercializar.

Se permitirá capturar esta especie en once zonas de la isla: tres en el municipio de Santa Margalida, dos en el de Pollença, así como en Alcúdia, Capdepera, Llucmajor Manacor, Muro y Palma. El proyecto CALIBAL, de la UIB, ha facilitado la tarea de determinar aquellas zonas donde se puede permitir la pesca recreativa.

Hay que recordar que el cangrejo azul no se puede pescar en los espacios naturales protegidos. En este sentido, cabe destacar que el Parque Natural de s’Albufera es una de las zonas húmedas de las Illes Balears donde esta especie tiene una alta presencia, por lo cual, a través del proyecto financiado por el Impuesto de Turismo Sostenible ‘Prats nets d’invasores’, se ha podido hacer un control. Así, la colocación de 12 nasas ha permitido retirar 1.144 ejemplares de cangrejo azul desde el año pasado (489 ejemplares en 2019 y 655 en 2020).

Desde la Conselleria de Medi Ambient i Territori se han mantenido varias reuniones desde agosto con el resto de instituciones implicadas para buscar soluciones conjuntas ante el aumento de población de cangrejo azul, una especie muy voraz y que ha generado cierta preocupación ambiental. El Consell de Mallorca fue la primera institución que pidió medidas coordinadas debido a la elevada incidencia del cangrejo azul en la isla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad